TENEMOS UNA AMPLIA VARIEDAD DE ETIQUETAS PARA TODOS LOS GUSTOS
Corte: Bonarda 100 %
 
UBICACIÓN / ORIGEN: Guaymallen, este de Mendoza, Argentina, a 700 msnm
Composición del suelo: suelo arcilloso, poco profundo, con subsuelo de grava
CRIANZA: 30% del vino es añejado por 10 meses en barricas de 2do y 3er uso (100% barricas de roble francés)
Alcohol: 13.3%
PH: 3,55
T.A: 5,70
Producción total de cajas: 4000 cajas (9lts)

De color rubí intenso, con aromas vibrantes a frambuesas frescas, rojas y negras frescas y notas sutiles de roble tostado. 

El sabor de las frambuesas frescas recién machacadas repercute en el paladar, junto a notas de cuero, chocolate amargo y un toque de sándalo al final. Aunque bastante enriquecido y hedonista, la estructura perfecta de este vino lo hace un candidato ideal para beber en su juventud o durante los próximos años.

La familia de Estela Armando ha cultivado uvas en Mendoza desde 1887, un año después de su llegada desde el Piamonte -región del Norte de Italia- a la Argentina. 
El bisabuelo de Estela empezó el negocio familiar comprando uvas y elaborando vino, que luego llevaba en mula en bolsas de cuero para venderle a los trabajadores que estaban construyendo las vías del tren Trasandino. El actual viñedo de Bonarda fue plantado por el padre y abuelo de Estela en 1963. La combinación de un lugar único, viñas viejas, y muy poca irrigación crea uvas de una calidad inusualmente buena. 

La Posta single vineyard Bonarda - Armando - Caja 12x750 ml

$15.720 $11.796
Envío gratis
La Posta single vineyard Bonarda - Armando - Caja 12x750 ml $11.796
Corte: Bonarda 100 %
 
UBICACIÓN / ORIGEN: Guaymallen, este de Mendoza, Argentina, a 700 msnm
Composición del suelo: suelo arcilloso, poco profundo, con subsuelo de grava
CRIANZA: 30% del vino es añejado por 10 meses en barricas de 2do y 3er uso (100% barricas de roble francés)
Alcohol: 13.3%
PH: 3,55
T.A: 5,70
Producción total de cajas: 4000 cajas (9lts)

De color rubí intenso, con aromas vibrantes a frambuesas frescas, rojas y negras frescas y notas sutiles de roble tostado. 

El sabor de las frambuesas frescas recién machacadas repercute en el paladar, junto a notas de cuero, chocolate amargo y un toque de sándalo al final. Aunque bastante enriquecido y hedonista, la estructura perfecta de este vino lo hace un candidato ideal para beber en su juventud o durante los próximos años.

La familia de Estela Armando ha cultivado uvas en Mendoza desde 1887, un año después de su llegada desde el Piamonte -región del Norte de Italia- a la Argentina. 
El bisabuelo de Estela empezó el negocio familiar comprando uvas y elaborando vino, que luego llevaba en mula en bolsas de cuero para venderle a los trabajadores que estaban construyendo las vías del tren Trasandino. El actual viñedo de Bonarda fue plantado por el padre y abuelo de Estela en 1963. La combinación de un lugar único, viñas viejas, y muy poca irrigación crea uvas de una calidad inusualmente buena.