TENEMOS UNA AMPLIA VARIEDAD DE ETIQUETAS PARA TODOS LOS GUSTOS

BODEGA ROLLAND

La bodega propiedad del enólogo más famoso del mundo, el francés Michel Rolland, junto a su esposa Dany, es la última construcción del Clos de los Siete, y se encuentra precisamente en el último confín de la propiedad de 850 hectáreas, prácticamente donde la Cordillera de los Andes “aterriza” en su entrada. La bodega, de 3.200 metros cuadrados, tiene un estilo simple y racionalista, es un verdadero “galpón” para hacer vinos de calidad, tiene 54 piletas de 10 mil litros cada una, y está diseñada para evitar el uso de bombas con un sistema gravitacional.

Mariflor es de color rubí, denso.

Aromas profundos, frutos negros bien maduros (moras, arándano) y floral con notas de pimienta, con una linda nota de regaliz que se desprenden con la aireación (pan tostado).

Amplia, concentrado pero sin exceso, con taninos aterciopelados que se manifiestan en el final.

En boca la persistencia es larga, destacada por una discreta suavidad que no oculta de ningún modo la frescura.

Un malbec de alta calidad con gran personalidad.

Mariflor Malbec - Caja de 6x750 ml

$10.740 $9.666
Sin stock
Envío gratis
Mariflor Malbec - Caja de 6x750 ml $9.666

BODEGA ROLLAND

La bodega propiedad del enólogo más famoso del mundo, el francés Michel Rolland, junto a su esposa Dany, es la última construcción del Clos de los Siete, y se encuentra precisamente en el último confín de la propiedad de 850 hectáreas, prácticamente donde la Cordillera de los Andes “aterriza” en su entrada. La bodega, de 3.200 metros cuadrados, tiene un estilo simple y racionalista, es un verdadero “galpón” para hacer vinos de calidad, tiene 54 piletas de 10 mil litros cada una, y está diseñada para evitar el uso de bombas con un sistema gravitacional.

Mariflor es de color rubí, denso.

Aromas profundos, frutos negros bien maduros (moras, arándano) y floral con notas de pimienta, con una linda nota de regaliz que se desprenden con la aireación (pan tostado).

Amplia, concentrado pero sin exceso, con taninos aterciopelados que se manifiestan en el final.

En boca la persistencia es larga, destacada por una discreta suavidad que no oculta de ningún modo la frescura.

Un malbec de alta calidad con gran personalidad.